APLICAR SOMBRAS EN CREMA

Si estás cansada de usar las sombras en polvo para ojo, entonces puedes comenzar a probar las sombras en crema, se sabe que muchas mujeres evitaban el uso de sombras para ojos en crema debido a la creencia de que sería algo muy pesado para estar usando en los párpados. Sin embargo al día de hoy, los tips de belleza nos dicen que las sombras en crema han recorrido ya un largo camino, por lo que se encuentran manufacturadas con elementos ligeros y su aplicación se ha tornado más sencilla que antes. Los consejos de belleza recomiendan saber aplicarlas para que el efecto final sea el deseado, es decir, unos ojos perfectamente maquillados que realcen tu bella mirada. Para comenzar, recuerda que debes tener tu piel completamente limpia, lava bien la cara, prestando especial atención a la zona de tus ojos, elimina todos los residuos y seca suavemente. Para aplicar la sombra puedes hacer uso de una pequeña brocha o aplicarlo directamente con la yema del dedo, aplica una pequeña cantidad de sombra en la punta de tu dedo anular -o en la brocha- y aplica unas pequeñas palmadas -muy suaves- sobre tus párpados, esto se hace con pequeños golpecitos, muy sutiles para ir extendiendo a lo largo de los párpados. Una vez que hayas aplicado con los pequeños golpecitos, vuelve a sumergir tu dedo anular -o brocha- en la sombra cremosa y aplica como si estuvieras coloreando, suavemente sobre tus párpados. La cantidad dependerá si tu maquillaje será de día o de noche, si quieres algo sutil, con una aplicación bastará, pero si quieres un efecto más profundo, como para una noche de fiesta, puedes aplicar en una segunda ocasión. También puedes mezclar colores, como con las sombras en polvo, siguiendo el mismo procedimiento. Para finalizar aplica una capa de polvo translúcido para que se fije bien la sombra en crema.