MAQUILLAJE NATURAL

El sueño de toda mujer es encontrar una manera de verse siempre bella, a veces por el paso del tiempo y las líneas de expresión, la piel del rostro comienza a adquirir un color grisáceo y opaco, además de las imperfecciones que comienzan a notarse a las pocas horas de haberse maquillado. Es por esto que gracias al maquillaje y a los distintos tips de belleza se puede encontrar un aliado para verse siempre bella y radiante.

Optar por un maquillaje natural, es lo mejor para permanecer con un rostro hermoso a lo largo del día, sin que se vea demasiado retocado o como una máscara pesada sobre la cara, ha de verse natural precisamente para seguir aportando el elemento más preciado por todas las mujeres: la juventud. Presta atención a los siguientes consejos, con esto lograrás aprender la técnica de maquillaje natural al hacer uso de los productos correctos y de las cantidades necesarias.

Lo primero que tienes que hacer es preparar a tu piel, la piel del rostro siempre debe estar sana e hidratada, te conviene iniciar con el hábito de beber mucha agua ya que la hidratación viene desde adentro, haz la prueba y verás que luego de unas semanas de beber una cantidad suficiente de agua natural notarás un cambio en tu apariencia, además de librarte de las toxinas acumuladas en tu cuerpo, que, en efecto también aportar imperfecciones en el rostro.

Una vez que estés hidratando de manera apropiada a tu piel, debes elegir una base apropiada que se adapte a tu tipo de piel, acá está el mayor secreto de un maquillaje natural: la base. Esta base debe ser lo más ligera posible, el objetivo de esta aplicación es unificar la tez, pero sin dar una apariencia de estar maquillada, recuerda: entre más natural más joven. La aplicación de la base se hace con una esponja húmeda y debes prestar atención a las áreas que lo necesitan, generalmente la base va sólo en unas partes del rostro y no en toda la cara.

Acto seguido deberás aplicar un corrector, que es esencial sólo para las zonas donde es verdaderamente necesario, como en los puntos rojos o con manchas o debajo de los ojos para disimular las ojeras.

Otro elemento natural es aportado por la cantidad necesaria y justa de rubor en crema, dependiendo del color de tu piel puede ser marrón claro, rosa o melocotón. Los colores brillantes acentúan la ilusión de unas mejillas sonrosadas.

Para maquillar tus ojos y que se vean naturales, debes evitar poner diferentes colores en el párpado, esto está excelente para la noche, pero para el día a día deberás elegir un solo tono, puedes aplicar con un delineador de ojos y aplicar una sombra delgada en el párpado, termina con un poco de mascara para las pestañas de preferencia en tonos marrones.

Como se trata de vernos naturales, en los labios puedes optar por un color tradicional con un poco de brillo, lo que aportará mayor volumen a tus labios sin que se vean demasiado retocados.

Como consejo final recuerda cargar un polvo traslucido para matizar la piel cada vez que sea necesario, una vez que tomes el tiempo de encontrar los productos para tu piel, el maquillaje será algo muy natural y sencillo para ti.