MASCARILLA DE MIEL Y CAFÉ

El café es altamente conocido por ser un estimulante, nada mejor como una buena taza de café fresco y humeante para alegrar la mañana, y por supuesto para terminar de despertar. La miel, por su parte, además de deliciosa, los consejos de belleza la recomiendan para tratar algunas enfermedades de la garganta o para la gripe. Sin embargo, tanto la miel como el café también son recomendados por los tips de belleza cuyo uso tiene la particularidad de ser aplicado en la piel. Bien sabemos que la miel se ha utilizado por generaciones para algunas dolencias de la piel y el café, durante las últimas décadas también ha mostrado efectividad para tratar algunas zonas, en particular para cuestiones de belleza. Es así que si ha llegado el fin de mes y con él su tan ansiado pago por tus horas de trabajo y estás lista para ir de compras y gastar tu dinero en costosos tratamientos para la celulitis, bien podrías optar por miel y café y/o productos hechos a base de dichos ingredientes. Y es que el aplicarse productos que contienen cafeína puede ayudar a reducir la apariencia de la celulitis; si bien es cierto una mascarilla de miel y café no puede eliminar totalmente la celulitis, existe evidencia científica con respecto a una disminución en su apariencia. Por otra parte, la miel cuenta con propiedades anti-envejecimiento que ayudan a tratar directamente las líneas de expresión y las primeras arrugas, los tips de belleza recomiendan aplicar una mascarilla de miel y café justo después de la limpieza de tu piel para sentir los beneficios de sus propiedades. Otro uso importante que ha demostrado la combinación de ambos ingredientes es el de limpieza y exfoliación ligera, y es que la miel es un agente natural antiséptico y además antibacterial, y el café ayuda a exfoliar la superficie de la piel para eliminar las células muertas que son las causantes de la obstrucción de los poros. Si quieres hacer tu propio exfoliante, puedes combinar 1/4 de taza de aceite de jojoba con 1/4 de taza de granos de café, 1 cucharadita de bicarbonato de sodio y 1 y media cucharadita de miel, mezcla todo perfectamente y deja reposar unos 10 minutos, aplica la mascarilla en tu cara limpia y deja actuar de 10 a 15 minutos. Otra receta de miel y café incluye 1 ¼ de agua de rosas o de flor de naranja con 5 cucharaditas de granos de café y 1 cucharadita de miel, mezcla todo en un frasco de vidrio esterilizado, cubre el recipiente y deja en infusión durante 24 horas antes de aplicar, una vez aplicada la mascarilla permite que actúe de 10 a 15 minutos y enjuaga con agua tibia. 

Esta entrada fue publicada en Piel, Tratamientos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>