MASCARILLA NATURAL PARA LA PIEL

Los productos naturales son de lo mejor que se puede aplicar en el rostro y es que al ser naturales no existe el riesgo de las reacciones secundarias que luego se presentan con los productos químicos, dentro de nuestros consejos de belleza te compartimos una receta casera de una mascarilla natural para cuidar la piel de tu rostro.

Las mascarillas naturales pueden usarse para cuidar la piel del rostro, se hace uso de ingredientes que puedes encontrar en la cocina de tu casa, son sencillas, baratas y aportan gran vitalidad al rostro, los resultados se pueden sentir al tacto y además son visibles, gracias a las bondades de la madre naturaleza hoy tenemos la oportunidad de crear un tratamiento casero y sin complicaciones.

Nuestra receta de mascarilla de avena y yogur es fácil de hacer y no te pide una gran cantidad de ingredientes, es universal para todo tipo de piel, la diferencia radicará en que si tu piel es grasa deberás aplicarla unos minutos más, si tu piel es seca bastará con un menor tiempo de aplicación para tener una piel limpia, hidratada y rejuvenecida, a un costo casi inexistente.

Los ingredientes para preparar esta mascarilla son:

  • 1 cucharada de harina de avena, finamente molida.

  • 1 cucharada de yogur orgánico.

  • Unas gotas de miel precalentada.

Para prepararla primero debes añadir el yogur a la harina de avena en un tazón pequeño y mezclar, una vez que esté bien mezclado añade las gotas de miel, te recordamos que debe estar precalentada.

Una vez que la mascarilla esté lista aplícala generosamente sobre el rostro, también se puede aplicar en el cuello, se debe dejar actuar de 10 a 15 minutos, mientras te relajas en tu cama esperando a que la mascarilla viva actúe sobre tu piel. Es posible hacer uso de una toalla caliente y cubrir la cara con dicha toalla para obtener resultados más óptimos. Luego del tiempo de acción enjuaga totalmente con agua tibia y procede a aplicar la crema hidratante de tu preferencia.

Esta mascarilla se puede aplicar una vez por semana, si tienes la piel muy grasa y padeces de acné puedes aplicarla hasta dos veces por semana, por el contrario si tu piel es muy seca puedes hacer uso de la mascarilla cada quince días.