Archivo de la etiqueta: exfoliación

DIFERENCIA ENTRE DERMOABRASIÓN Y EXFOLIACIÓN

Muchas veces obtener una piel hermosa, libre de imperfecciones puede llegar a ser una tarea difícil, a veces pasamos mucho tiempo buscando la mejor manera de tener una tez tersa y brillante, sin dejar de mencionar el conocer las diferentes opciones que existen en el mundo de la belleza. Quizá en esa búsqueda de la mejor manera para tener una piel radiante, te habrás encontrado con palabras como dermoabrasión y exfoliación, ambas tratan sobre un proceso que se encarga de eliminar las células muertas de la piel, pero cada proceso funciona de manera diferente, por eso aquí están los consejos de belleza para explicarnos las principales diferencias entre ambos procesos.

Primeramente, la exfoliación implica el uso de elementos exfoliantes, algunos son químicos, como los ácidos alfa hidroxi, que se usan para eliminar a profundidad las células cutáneas. Los tips de belleza aconsejan que siempre y cuando no uses un exfoliante con granos dentados que puedan dañar a tu piel, o si tienes la piel sensible, entonces puedes exfoliar tu rostro todos los días y así mantenerla radiante. La dermoabrasión, por su parte, no es un procedimiento que se aconseje para realizar todos los días, ya que implica el hacer uso de una herramienta que pasa por la parte superior de la piel, a través de dicha acción va eliminando las células muertas. Se trata de un procedimiento que debe hacerse en un lugar especial, y generalmente requiere aplicar anestesia tópica, así como guardar reposo por algunos días para que la piel se recupere y se repare. Con respecto a la exfoliación, cuenta con pocos efectos secundarios y se puede realizar en cualquier parte, sin embargo, la dermoabrasión sólo puede ser efectuada por un dermatólogo. Con respecto a los resultados, lo más probable es que éstos sean mucho más visibles luego de efectuada la dermoabrasión, ya que penetra mucho más profundo en la piel y además se usa para reducir la apariencia de las cicatrices de acné, las manchas y las arrugas. Mientras que la exfoliación, elimina las células muertas de capa superior de la piel, además de eliminar por completo los residuos del maquillaje.

DERMOABRASIÓN Y EXFOLIACIÓN

EXFOLIAR ANTES DE DEPILAR

En algunas ocasiones pasa que después de depilarnos, aparecen algunas protuberancias rojas en la piel, esto puede ser la presencia de algunos vellos encarnados, que luego de ser sometidos a la acción de depilación terminan por enrojecer, arder e incluso doler. Sin embargo, para evitar la presencia de irritaciones luego de la depilación, así como para que la depilación sea todo un éxito, los consejos de belleza recomiendan la exfoliación como un paso anterior a la depilación. Sin embargo, es de mencionar, que dicha exfoliación se aconseja hacer unos tres días antes de depilar, como tiempo límite los tips de belleza nos dicen que también es posible hacerlo aunque sea la noche anterior a la depilación, no es aconsejable hacerlo horas o unos minutos antes, ya que puede presentarse la irritación y es justo lo que queremos evitar. La mejor manera de hacerlo, es haciendo uso de una esponja de ducha y utilizarla para pulir toda la zona que vas a depilar, para así eliminar las células muertas de la piel y evitar la presencia de los vellos encarnados. Acto seguido aplica un poco de exfoliante, éste debe ser suave, así como diseñado para tu tipo de piel, en el mercado existen productos especialmente diseñados para cada tipo de piel, también te comentamos que si no tienes un exfoliante a la mano, puedes hacer uso del azúcar o de la sal marina para fregar la parte a exfoliar, lo que dará el mismo resultado. Enjuaga bien y aplica una crema hidratante. Recuerda darle a tu piel un descanso, como se mencionó anteriormente, mínimo una noche antes de la depilación, para evitar la irritación de la zona que será depilada.

EXFOLIAR ANTES DE DEPILAR

BENEFICIOS DE LA EXFOLIACIÓN

Algunas personas han decidido incluir a la exfoliación como parte del ritual de belleza establecido bajo una base común, es decir, que dicha actividad la han asimilado y ocupa un lugar importante en su lista de consejos de belleza para mantenerse siempre bellas. Sin embargo, algunas otras personas omiten éste paso, quizá en parte porque no conocen sus grandes beneficios y es por esto que en el presente hablamos sobre los beneficios de la exfoliación para dejar asentado el porqué es tan importante para ser incluida en la rutina de belleza personal.

A lo largo de los años, incluso a lo largo de la historia las mujeres de todas las civilizaciones se han frotado la piel con arena, con piedras, o incluso cualquier otro objeto que sirva para frotar la piel. Al día de hoy los métodos, han cambiado evidentemente. Gracias a los distintos tips de belleza se sabe que la exfoliación sirve para eliminar las células muertas de la piel y es gracias a ella que se permite una mejor oxigenación de la piel. Gracias a esto se puede absorber de mejor manera los nutrientes aportados por las cremas que se encargan de hidratar, y es así que se puede lograr tener un cutis más radiante. Para obtener óptimos resultados se aconseja seguir una exfoliación según tu tipo de piel. Si tu piel es muy sensible se recomiendan productos exfoliantes en bajas concentraciones.

La exfoliación de la piel se aconseja a ser realizada durante una o dos veces por semana, y de preferencia por la noche, ya que la regeneración celular se realiza durante las horas pico de la noche. Cabe señalar que también se recomienda usar productos específicos, así se debe usar uno especial para el rostro y cuello y otro para el cuerpo, recuerda que debes ser más sutil en las zonas sensibles como es el cuello y los senos. Para exfoliar el cuerpo se debe realizar un masaje circular, sobre la piel húmeda, de bajo hacia arriba e insistir en las zonas más rugosas, como son los codos, las rodillas y los talones. Para exfoliar la cara se aconseja iniciar por la nariz, luego la zona de las mejillas, la frente, la barbilla y el cuello, en esta área deberás tener cuidado y frotar la piel con delicadeza, finalmente enjuaga con agua caliente y usa toallas de algodón. Después de cada exfoliación se deberá aplicar un poco de crema hidratante para reconstituir la barrera natural de humedad de la piel.