TEÑIR EL CABELLO

Un cambio de look y de imagen se da en todos los elementos que conforman la totalidad de la mujer y del hombre, muchas veces el teñir el cabello puede llegar a aportar un cambio saludable y en ocasiones necesario, si estás pensando en cambiar el color de tu cabello te conviene saber algunos consejos de belleza para que el color de cabello logre mantener la estética en tu rostro y cuerpo.

El cambio de color en tu cabello depende de los diferentes estilos de cabello, el color debe complementar con el tono de piel, por lo tanto si tu piel no es muy clara es recomendable evitar la decoloración y optar por unos colores más oscuros si es que tu piel es bronceada, puedes hacer uso de una coloración marrón con tonos miel.

Existen dos tipos de tintes, los permanentes y los semi-permanentes, cada uno de ellos tiene sus bondades pero también sus puntos negativos.

El tinte permanente generalmente requiere la mezcla del colorante con un peróxido de hidrógeno, dicho peróxido en ocasiones abre la epidermis del color del cabello para que penetre totalmente en su corteza, un alto nivel de peróxido aporta resultados ligeros y rápidos.

Por su parte los tintes semi-permanentes no cambian por completo el color del cabello, pero se pueden cambiar los elementos naturales ya sean más claros o más oscuros. El teñir el cabello con este tipo de tinte implica uso de productos que contienen etanolamina -un compuesto químico orgánico- y un 3% de peróxido. El color con este método puede durar hasta unos 20 lavados, el color se irá desvaneciendo con el champú, es además de los menos agresivos para el cabello, pero también de los que menos duran. Es recomendable para un cambio para las vacaciones o algún evento en particular.

Dependiendo de lo que busques y de tu estilo de vida y personalidad dependerán también los diferentes colores para el cabello, por ejemplo si buscas un rubio brillante, recuerda que el cambio es sencillo para alguien que tiene un color castaño oscuro natural, sin embargo si el cabello se tiñe de manera permanente los resultados pueden ser contraproducentes porque al momento de crecer el cabello se irán notando las raíces negras.

El color rojo es la nueva tendencia, aporta un elemento de sensualidad, si eres rubia el cabello podría cambiar hasta dos o tres tonos más oscuros que tu color natural, las morenas tienen como inconveniente el que la tendencia no será fácil de revertir. Un color marrón es el más apropiado para las citadinas, depende del tono de piel para hacer cambios bruscos en el color, pueden ir desde un marrón chocolate hasta un marrón con tendencia rubia. Finalmente, el cabello negro es de los más sencillos de lograr, este color es de los más recomendables para todo tipo de cabello, el contraste del cabello totalmente negro con una tez blanca da un resultado impresionante, mientras que si eres morena resaltará la estética natural de tu rostro.